El Perro a través de la historia

El camino de oriente.

El perro hoy no se utiliza sólo en la caza, se ha convertido en un compañero incluso en los campos de batalla junto a los soldados y también en guardián de los rebaños y los hogares.

Entre los tipos más antiguos que conocemos encontramos a los Spitz con un pelaje muy espeso y tallas variadas. También encontramos gracias a la selección, en ciertas regiones, un perro de talla gigantesca, dotado de cabeza imponente, de morro potente, corto y profundo y de huesos grandes y muy fuertes. Eran los primeros ejemplares de tipo molosoide, dotados de una fuerza incomparable y de un valor ilimitado, que hicieron su aparición en distintos países de Oriente.

Entre ellos se recuerda al más antiguo mastín del que se tiene noticia, el moloso de los sumerios, y el legendario mastín tibetano, que muchos consideran el antepasado de todos los mastines existentes en la actualidad.

La más antigua representación conocida de un perro de tipo mastín es un bajorrelieve asirio que se remonta al año 4000 a.C. en el que se representa a un soldado que tiene asido por el collar a un perro colosal, un moloso de Epiro, que fue conocido y renombrado en todo Oriente por sus extraordinarias dotes de fuerza, valor y ferocidad. Hay también cinco figuritas de terracota, expuestas en el British Museum de Londres, halladas en los yacimientos arqueológicos de la antigua ciudad de Nínive, capital de Asiria, citada también en la Biblia, que representan a perros con la estructura del moloso.

Alrededor del siglo VI a.C., los fenicios navegantes instruidos y hábiles mercaderes, habían establecido una floreciente red de rutas que alcanzaba incluso Europa central y las islas británicas, y es a ellos a quienes muchos reconocen el mérito de haber introducido en Occidente a los molosos orientales.

Egipto, Asiria y Creta.

Con un lugar ganado junto a los dioses o siendo las representaciones directas de los mismos, los perros ya tenían un lugar de suma importancia en la vida del hombre.

Los lebreles egipcios, aparecen en las representaciones de los bajorrelieves. También suelen aparecer algunos dogos. Fue tal el arraigo de estos animales en su cultura, que algunos de ellos no escaparon a su costumbre de momificación y se han hallado momias en las tumbas de sus dueños.

Otros grabados hallados en el palacio del rey Asurbanipal, dan muestras que los perros eran utilizados como ayudantes en la caza, y también como guerreros.

En Creta, Diktynna, la diosa de la caza, aparece representada en los palacios junto a su perro.

El viejo mundo.

Los griego adoptaron desde siempre a los perros como cazadores y guardianes. Consta que algunas razas de Laconia, tenían características de velocidad muy destacadas, que puede deberse a una influencia de los lebreles que más tarde dieron lugar a los conocidos galgos.

En Roma, el perro aparece presente en pinturas, murales y monedas. En Pompeya, es famoso un mosaico de un perro atado ladrando. Sin embargo, el capítulo más destacado y cruel también, está escrito en la historia del perro en el circo romano, sus enfrentamientos y las distintas luchas. Pero más allá de éstas, el perro encontró un espacio de compañía en aquella sociedad y algunos canes de pequeño porte, también se desarrollaron.

En Francia, la historia también tiene algunos costados de crueldad. En ciertas ceremonias religiosas, se recurría al sacrificio de perros y restos de éstos, se hallaron en los santuarios de Ribemont-sur-Ancre y Gournay-sur-Aronde. Por otro lado, existía la costumbre de consumir carne canina, al igual que en China, y algunos esqueletos hallados han dado prueba de ello.

En el mundo civilizado.

Con el correr de los años, y quizás debido a tantos favores pendientes, se comenzaron a organizar distintas exposiciones caninas.

La mano del hombre en este caso trabajó en la conformación de nuevas razas y en la mejora de algunas ya existentes siempre buscando una respuesta acorde a sus necesidades. Esto, dió lugar a que más tarde se llegara a la conformación de distintos clubes de raza y entidades que los nucleen.

Hoy en día, la entidad de mayor relevancia es la F.C.I. Sin embargo, existen distintos clubes y organizaciones que no están alineados a esta federación y siguen sus propias reglas de cinofilia y clasificaciones, un ejemplo de ellos es el United Kennel Club.

Afortunadamente para nuestro fiel amigo, algunos de aquellos tiempos de tanta crudeza, han quedado en el pasado, y como una forma de devolverle sus favores, podemos demostrale todo nuestro cariño.