La canofilia

solangearriaga_20151030_1053_cachorros-de-perro

478199_330020100454795_1522847760_o

BxfE7RFjm5rcOIEtYjRSq2

maxresdefault

Se denomina como canofilia o cinofilia a la labor que realizan los amantes de los perros por mejorar la calidad de sus ejemplares, exhibiéndolos en exposiciones de belleza o de obediencia y dando a conocer las características de cada raza para preservarla y acercarla lo más posible a los estándares de perfección racial.

Cada país cuenta con una asociación canófila o cinológica que se encarga de regular los estándares de cada raza y de organizar eventos para darles difusión a los perros y concientizar a las personas acerca de los cuidados y responsabilidades que se deben tener hacia un perro. Esta organización actúa en conjunto con el gobierno de cada país organizando campañas de educación para la gente, con la intención de promover la crianza y cuidados de nuestros amigos caninos. Por ejemplo, el American Kennel Club (AKC) de Estados Unidos es la única organización oficial para llevar registros de los perros de raza pura, y en contraste, la Fédération Cynologique Internationale (FCI) de Bélgica afilia a más de 80 países, abarcando gran parte de Latinoamérica y promueve sus propios estándares raciales.

En México, el organismo que se encarga de regular y difundir la crianza, reproducción y exposición de todos los perros de raza pura es la Federación Canófila Mexicana, A.C. (FCM) Esta asociación civil cuenta ya con más de 60 años de experiencia, y es el único organismo en la República Mexicana reconocido nacional e internacionalmente para llevar oficialmente el libro genealógico de perros de raza pura en este país. Todos los ejemplares caninos registrados ante ella, están amparados y avalados internacionalmente por el registro genealógico completo (Pedigree) que expide la propia FCM.

La canofilia no es simplemente entrar en una exposición de belleza para admirar los tipo de arreglo o cortes despampanantes que algunas razas llevan, es ir más a fondo: es conocer perfectamente el estándar para poder mejorar la calidad de cada camada cuando se dedica a la crianza, es envolverse en las funciones que cada raza cumple en su estado natural, es impregnarse de las enfermedades hereditarias más comúnes y más riesgosas para tratar de erradicarlas, es informar a otras personas acerca de las necesidades que tienen los perros y enseñarles a cubrirlas… en fin… es otro mundo.

Ahora bien, el único requisito para adentrarse en este sub-mundo de la canofilia es pertenecer a la asociación que existe en cada país. Esto implica en la mayoría de los casos el pagar anualmente una cuota a manera de “membresía”, con las ventajas que ello otorga. En otras palabras: es pertenecer a un Club Privado. Para poder realizar trámites, registrar a los perros, hacer uso de las instalaciones, participar en una exposición, etc. es necesario e indispensable tener cubierta esta cuota y estar vigente en su pago. En caso contrario, podrían anular los premios que su perro pudiera haber recibido en una exposición, por ejemplo. Para conocer la cuota que hay que cubrir para poder pertenecer a la organización canófila o cinológica de su país, puede llamar por teléfono y así aclarar todas sus dudas.

Una de las principales ventajas que tiene el ser socio de estas asociaciones canófilas es el hecho de poder obtener un pedigree para el perro. El pedigree puede o no tener validez internacional, y esto puede depender de varios factores:

  • Algunas razas no son aceptadas en otros países, a pesar de contar con un pedigree completo. Por ejemplo: El AKC solamente reconoce 150 razas, a diferencia de la FCI, que reconoce más de 350.
  • Algunos países pueden llegar a bloquear el registro de una o más razas de otro paías. Por ejemplo: El AKC, siendo estadounidense, bloqueó hace unos años todos los registros de perros nacidos en Cuba por que el gobierno así lo había decidido.
  • El perro no tiene un pedigree completo, esto es: se desconoce uno o más de sus ancestros en tres generaciones (padres, abuelos y bisabuelos).
  • El país de orígen puede emitir una cancelación del pedigree al resto de los países miembros debido a una sanción al criador o al propietario del perro.
  • Al intentar llevar a competir al perro a otro país, el pedigree debe estar a nombre del propietario actual. Si el pedigree aún sigue estando a nombre del antiguo propietario, la asociación de ese país no lo aceptará como válido para poder revalidarlo (expedir un pedigree local basándose en el pedigree mostrado).