Los terribles parásitos externos

Ten un verano libre de pulgas

Es un lindo día de verano y tú y tu perro están disfrutando el jugar en el patio de atrás. Miras hacia abajo y notas algo en tu pierna y ¡eso brinca! Miras hacia arriba y ves a tu adorado perro que se rasca un costado. ¡Oh no! El clima cálido ya llegó y lo sabes: ¡también las pulgas! El verano pasado, como un dueño responsable, rociaste, limpiaste e incluso fumigaste contra las pulgas, o eso es lo que creíste, pero desafortunadamente parece que vencieron a tu método de ataque esta vez.

Ganando la guerra contra las pulgas

Mientras te preparas para tu próximo round contra ellas, debes de tener en mente que hay diferentes tipos de pulgas por región. Lo que funciona bien para perros en Sonora no necesariamente tiene el mismo efecto en los perros de Tabasco. Así que antes de poner en acción algún plan, consulta a tu veterinario o estilista local, así como a otros dueños de perros en tu área y clima. En estos días hay numerosos productos para eliminar o aliviar los problemas de pulgas. Las siguientes categorías van a tocar algunos de los métodos más populares.

Métodos Naturales

Tu instinto va a tratar siempre de intentarlo de la manera más natural, no sólo para tu beneficio, sino también para tu perro. Habla con tu veterinario antes de considerar algún método preventivo o de eliminación:

  • Productos de cedro: El cedro parece repeler a la mayoría de los insectos, incluyendo las pulgas. Invertir en shampoo y aceite de cedro, tapetes para dormir rellenos de cedro.
  • Ajo y levadura de cerveza: Este remedio viene en polvo o en pastillas. Dale dosis pequeñas a tu perro y el olor del ajo ahuyentará las pulgas de su cuerpo.
  • Hojas de eucalipto: Pon las hojas debajo de los muebles y tapetes para repeler las pulgas.

PRECAUCION: Nunca uses aceites en forma natural. Pueden ser tóxicos para mascotas.

Métodos Químicos

Dependiendo de tu problema de pulgas, los métodos químicos pueden ser tu única opción para deshacerte de ellas. Una vez mas, platica con tu veterinario antes de usar cualquiera de los siguientes métodos:

  • Spray profesional: Muchos exterminadores rocían tu casa contra las pulgas. Solicita algunos precios con tus compañías locales.
  • Insecticidas comerciales: Los insecticidas se pueden conseguir en tiendas en el departamento de jardinería. Siempre lee las instrucciones antes de usarlos. Tanto la familia como las mascotas deben salir de la casa al menos 3 horas durante y después de usarlos.
  • Talcos: Sé cuidadoso cuando consigas un talco para tu perro. Algunos en realidad prueban ser venenosos. Consulta a tu veterinario antes de decidir cual comprar. Una vez que conseguiste la aprobación de tu veterinario, siéntete libre de usar el talco en tu perro, en su cama y debajo de los muebles.

Aseo: El dejar a tu perro para aseo y estética o hacérselo tu mismo en el verano puede mantener a las pulgas lejos de él. Además, asear a tu perro regularmente lo hará verse sano y limpio.

Peine contra pulgas: Invierte en un peine de dientes finos contra pulgas. Después de que bañes o mojes a tu perro, péinalo a contra-pelo mientras está mojado. El peine jalará a las pulgas hacia afuera del pelo de tu perro atrapándolas en sus dientes.

Baño: Baña a tu perro seguido con shampoo que contenga repelentes de pulgas. Pregunta a tu veterinario para que te recomiende un shampoo contra pulgas para tu perro.

Toalla blanca: Seca a tu perro con una toalla blanca para recolectar a las pulgas. Éstas son atraídas por el blanco y dejarán a tu perro para brincar a la toalla. Lava la toalla en agua caliente con cloro o usando unas pinzas para aplastarlas. ¡Las pulgas no pueden alejarse de estas toallas! Coloca la toalla blanca en donde tu perro duerme para atraerlas lejos de tu perro y sobre la toalla. Una vez mas, lava la toalla en agua caliente con cloro o usa pinzas para aplastarlas. Ten a la mano dos juegos de toallas así podrás cambiar de toallas mientras lavas las otras.

Aspirar: Aspira tu casa cada día. Pon atención particularmente a los lugares donde tu perro juega y duerme. Asegúrate de aspirar las áreas de mayor circulación. ¡Cambia las bolsas frecuentemente!

Vaporizar limpiar/enjabonar: Deja vaporizar, limpiar o enjabonar tu tapete, eso puede matar las pulgas de tu casa también.

¿Y afuera?

Es extremadamente importante que tu perro salga mucho para poder mantenerse saludable, contento y en las mejores condiciones. Aquí hay unos consejos para mantener a las pulgas lejos de tu perro mientras esta en el jardín:

Casa de plástico: Consigue para tu perro una casa de plástico en vez de madera. Puedes limpiar mejor y más seguido una casa de plástico

Agua: Ahoga esas pulgas mojando los lugares donde duerme y juega tu perro.

Lombrices: Estas pequeñas criaturas, así como los gusanos que viven en el lodo pueden prevenir pulgas en el jardín. Pregunta a tu tienda de artículos para jardinería por lodo que contenga lombrices.

Tratamientos: ¡No combatas a las pulgas solo! Enlista los consejos de tu veterinario para prevenir las pulgas.

Sumergir: Incluso cuando puedes hacerlo en casa, tal vez prefieras que el veterinario sumerja a tu perro en una solución medicada especial para matar a estos indeseables parásitos inmediatamente.

Frontline®: Disponible en spray o en tratamiento de una aplicación, el Advantage® funciona bien pero se cae con el agua y necesitarías aplicarlo otra vez.

No importa que método utilices para liberar a tu perro, y a ti mismo, de las irritantes y molestas pulgas, tal vez descubras que la combinación de métodos alcanzará mejores resultados. Ten en cuenta, sin embargo, que esas pulgas tal vez crezcan inmunes a ciertos métodos y tendrás que cambiar el método año con año. Y recuerda, el tiempo que sale tu perro es crítico para que tenga una vida feliz y sana. Así que no dejes que algunas pulgas retengan a tu perro dentro de la casa en un día hermoso. Asegúrate de hacer tu papel de dueño responsable… y haz todo lo que puedas por mantener a tu perro libre de pulgas.