Saltar al contenido

Acostumbra a tu perro a ir a la estética canina

estetica canina

Una mascota cuyo pelo se encuentra cepillado (desenredado), limpio y arreglado, habla muy bien de su dueño y de los cuidados que éste tiene hacia la mascota. En pocas palabras, nos dice que es un dueño responsable que se preocupa por la salud tanto externa como interna de su mascota.

Sin embargo, algunos propietarios descuidan este aspecto; creen que el pelo de su mascota se mantiene cepillado (desenredado) y limpio por sí sólo. Lo peor de todo, nos habla de un propietario que desconoce los cuidados básicos del pelo en su mascota, que no se preocupa ni le interesa.

Algunas razas, como los Perros poodle, perros Schnauzer y los perros Cocker, entre otros, requieren de un servicio de estética completo regular; otras razas como los perros golden, perros alaska, Samoyedo y Perros Pastor Alemán (sólo por mencionar algunas), necesitan que se les desenrede el pelo con regularidad. No importa si nuestra mascota es de pelo largo o corto, su pelo requiere de cuidados.

¿Qué pasa cuando no los acostumbramos al peinado y al baño?

Bueno, a los perros, al igual que a los niños, hay que acostumbrarlos a ciertas cosas. Cosas que son básicas e indispensables y que sólo nos quitan 30 minutos al día.

Es entónces que el propietario decide llevar a la mascota a la estética canina o llamar a la estética canina móvil pero ¿está acostumbrada?

Si la respuesta es negativa, la mascota se enfrenta a un pequeño problema: no sabe que le va a pasar y tiene miedo. Por esta razón, se desencadenará una “lucha” entre la mascota y los estilistas caninos.

De esta forma, tanto la mascota como los estilistas se exponen a salir lastimados. El estrés que sufre la mascota va a ser grande, y como consecuencia, se expondrá a:

  • Enfermarse por estrés
  • Temor, angustia y pánico
  • Agresividad
  • Ser cortado
  • Maltrato y golpes
  • Gritos
  • Mal arreglo
  • Desmayos
  • En casos extremos: un paro cardiopulmonar que conlleva a la muerte.

Por estas razones, muchos propietarios cambian frecuentemente de estética canina, quejándose del servicio, o se quedan a supervisar el servicio por desconfianza. Entónces, mis preguntas son:

¿De quién es la culpa? ¿Del perro, del estilista canino o del propietario? El punto no es buscar un(os) culpable(s), sino todo lo contrario: buscar una solución.

¿Cómo acostumbrar a tu perro al estitica canina?

Es fácil, sólo sigue estas reglas:

  1. Desenrédalo y cepíllalo por lo menos cada tercer día.
  2. Báñalo mínimo una vez al mes.
  3. Acostúmbralo al ruido de la secadora de cabello, y que él se acostumbre a tenerla cerca.
  4. Tócale las patas con frecuencia (las cuatro).
  5. Para acostumbrarlo al ruido de la máquina rasuradora, visita a tu médico veterinario o a la estética donde lo llevas para que los estilistas lo acostumbren al ruido y al manejo. De esta forma, tu mascota se acostumbrará a ir a la estética para su arreglo.

Si le enseñas a tu perro estos puntos, te dará gusto escuchar cuando vayas a recogerlo: “Su perro se portó de maravilla, está muy bien educado”, en lugar de oir un “Se puso muy inquieto y sin querer lo cortamos”

Es muy importante acostumbrar a tu perro al arreglo de un profesional, es por el bienestar de ambos.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)